10 razones para que tus hijos estudien en el extranjero

10 razones para que tus hijos estudien en el extranjero

Las nuevas generaciones de niños y niñas se enfrentan a una sociedad cada vez más exigente.

En un mundo globalizado y muy competitivo, el dominio de varios idiomas, ser independientes y tener capacidad de adaptación a los cambios se convierten en factores fundamentales e indispensables para salir adelante y lograr el éxito personal y profesional. Por ello, los expertos de Colegios Brains aconsejan que los niños comiencen a tomar conciencia de esto y a formarse desde los primeros años de vida.

 

Las experiencias en el extranjero se convierten en una alternativa perfecta para que niños y adolescentes se enfrenten por primera vez a situaciones desconocidas, de las que aprenderán a desarrollar habilidades sociales y a perder el miedo a hablar en otra lengua.

En muchas ocasiones, los padres se preguntan cuál es la mejor edad para que sus hijos salgan al extranjero para disfrutar de su primera experiencia fuera de casa y lejos de ellos. “A partir de los 8 años aproximadamente, los niños ya están preparados para comenzar a vivir este tipo de experiencias, siempre teniendo en cuenta el nivel de madurez y autoestima de cada uno de ellos”, explica la coordinadora de programas de inmersión lingüística de Colegios Brains.

Para los más pequeños, es recomendable la incursión en familias nativas durante las estancias en el extranjero, de esta forma, los niños se sienten más seguros, porque cuentan con el apoyo de las figuras maternal y paternal que por un tiempo dejan atrás en sus países de origen. Cuando ya son mayores de edad, los expertos de Colegios Brains aconsejan las residencias estudiantiles, que ofrecen la libertad e independencia necesarias para los jóvenes de esa edad.

traductores jurados almeria

Aprendizaje y diversión se unen en una misma vivencia. Los niños salen de la rutina y logran crear fuertes lazos de amistad, puesto que pasan la mayor parte del tiempo con otros compañeros que están en la misma situación que ellos.

Los expertos de Colegios Brains dan 10 razones para perder el miedo y tengamos claras las ventajas de que los niños estudien en el extranjero:

1. Mejoran el nivel de conversación. Los alumnos asisten a cursos intensivos que no deben superar las cuatro horas diarias, lo que les permitirá tener tiempo libre para que interactúen y conversen con otros alumnos y con sus familias.

2. Aprenden gramática. La exposición de los niños a situaciones cotidianas del país en el que realizan los cursos hace que asimilen de una forma espontánea y sencilla las estructuras gramaticales que a veces cuestan tanto asimilar en las aulas.

3. Desarrollan habilidades sociales. Los niños deberán interactuar con sus compañeros y amigos en situaciones totalmente nuevas para ellos. Esto, a la par que los enriquece personalmente, les hace aprender inconscientemente a manejar la interacción con distintas personas y en distintos ambientes.

4. Mejoran la independencia y asertividad. Tienen que conseguir entender y ser entendidos. Este ejercicio les permitirá llevar a cabo sus propias decisiones mientras se ven identificados con sus compañeros.

5. Desarrollan la capacidad de adaptación.  Se enfrentan a una experiencia  en la que tendrán que comunicarse en otro idioma y en la que conocerán una nueva cultura.  Se demostrarán a ellos mismos que son capaces de desenvolverse en diferentes situaciones.

6. Abren sus mentes. Los niños aprenden a ser “open-minded”.  Descubrirán nuevas situaciones, contestaciones, hábitos, comidas,looks… Esto les convertirá en personas tolerantes y de visión abierta.

7. Aumentan la riqueza cultural. Están expuestos a otras culturas, costumbres y conocimientos, conocen otros países, sus monumentos, sus símbolos nacionales, etc.

8. Fomentan el compañerismo. Se enfrentan conjuntamente entre los alumnos a nuevas experiencias, lo que hará que se comprendan mutuamente y se ayuden los unos a los otros.

9. Crean nuevas amistades. La importancia de la amistad en estas edades, sumado a la experiencia vivida, con sus anécdotas y confidencias, desembocarán en amistades duraderas en el tiempo.

10. Diversión. Son programas diseñados para el aprendizaje y disfrute de los niños. Se divierten con las actividades programadas dentro de los cursos. Disfrutan de los juegos, canciones y actividades, así como del simple hecho de estar junto a niños como ellos.

Colegios Brains apuesta por el intercambio de estudiantes de diferentes países. Para alumnos de Educación Secundaria, disponen de intercambios con Francia y Alemania. Consisten en estancias de alrededor de 10 días en casa de un alumno de otro país, que después vivirá una experiencia similar en casa del alumno del país de origen. Esto les da una oportunidad corta, pero intensa, de practicar una de las terceras lenguas impartidas en Colegio Brains.

 

Social Share

Related Posts

Leave a reply

Facebook IconG+